jueves , 9 noviembre 2023
Inicio Género y derechos humanos Aeropuerto Internacional Ushuaia: Impidieron que una mujer amamante a su bebé de 5 meses
Género y derechos humanos

Aeropuerto Internacional Ushuaia: Impidieron que una mujer amamante a su bebé de 5 meses

(Por Lorena Uribe) Así lo expresó y denunció Maia Ghersi, una mujer que acudió al Aeropuerto Internacional de Ushuaia, junto a su sobrina y su bebé de 5 meses, a quien intentó amamantar y no se lo permitieron. No había sillas, tampoco lactarios, ni espacios adecuados para tal fin. Hizo el reclamo formal, y lo hizo parada, con su hijo apoyado sobre un mostrador.

Maia Ghersi, brindó declaraciones al programa PERIODISMO, que se emite por Radio Provincia, y contó la traumática y violenta situación que atravesó en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Ushuaia.

“Me pasó hoy de llevar a la hija de mi amiga al aeropuerto, ella es menor y tenía que viajar y bueno, esperamos porque es así un lugar público de espera el aeropuerto y francamente no había lugar donde sentarse. Había sólo cuatro sillas del lado de los arribos que quedaba muy lejos y cuando nos acercamos para ver si había espacio para sentarse había personas mayores sentadas esperando entonces dije, bueno vamos para el otro lado yo con mi bebé esperamos una hora parada hasta que, en un momento mi bebé, que tiene cinco meses y solamente se alimenta a pecho, necesitaba darle la teta y me senté en el piso, que era un asco porque realmente nos pasó de subir a pre embarque y sentarnos ahí que por lo menos había alfombra pero se acercó el policía y me dice mira no pueden estar acá por cuestión de seguridad y claro, estábamos sentados en el piso porque no había otro lugar, no hay sillas no sé qué pasó, sacaron todas las sillas”, contó.

“Le pedí disculpas, la verdad es que no tenía dónde sentarme y muy amable, el policía me dice, no hay problema solo que acá no pueden estar. Bajamos y cuando bajamos fuimos a ver, repito estaban las personas mayores sentadas en los cuatro asientos que había del lado de arriba y del otro lado no había nada. Me acerco, pero estaban muy ocupados los de las aerolíneas que no tenían ninguna silla para prestarme entonces busque otra alternativa, para poder sentarme para darle la teta, y como no pude, bueno, me voy a la a la confitería, que encima, me había dejado la billetera en el auto porque de última decís me compro un café y listo”, comentó Maia.

“Voy, me siento y cuando me siento al ratito cae el mozo, y me dice, las ayudo en algo y le agradezco y explico, no tenía donde sentarme vine a darle la teta, me dice probaste ir a otro espacio, y le digo yo no viajo y pre embarque no hay donde sentarse, me senté en el piso pero el policía me pidió que me vaya y me dice bueno, ¿vos buscaste otro lugar?, y le digo, que no hay donde sentarse, no sé qué pasó y lo miro y empiezo a reírme y le digo sacaron todas las sillas,  porque a esta altura yo pensé que era una conversación normal, claro, porque además me causo gracia, imagínate uno se siente muy expuesta tenés el pecho al aire, tendemos a  naturalizarlo pero la realidad es que las miradas de la gente siempre se van a la teta porque es una parte privada que uno saca para alimentar al crio y de repente”, dijo y agregó, “yo le sonríe y le digo, mira, no me queda otra y me mira y me dice, no, porque si viste otras posibilidades y ahí me caen las fichas y le digo ¿me estás invitando a retirarme?, me dice, no te estoy preguntando si encontraste el lugar en pre embarque, creo que es lo mejor , le digo, no hay lugar en prembarque y ahí como que me transformó la cara, me pongo seria y le digo, me estás diciendo que me vaya y me dice, no, te estoy diciendo que podés ir a otro lado”, sostuvo Maia, mientras relató la situación.

En otro momento, el mismo mozo de la cafetería cuya concesionaria es de London Supply, le dijo a Maia que se tranquilizara, a lo que la mujer, con su bebé en brazos, dijo: “yo estoy muy tranquila, pero en esas situaciones no sabes si reírte llorar o enojarte, yo estoy con un poco de todo, pero francamente estoy como en una en realidad paralela en la que no puedo creer que en 2023 me están invitando a irme a otro lado porque les incomoda que le dé comer a mi hijo, de hecho, lo sé, y estoy muy orgullosa de ser Argentina y de vivir acá en Ushuaia y que seamos tan abiertos de mente y un montón de cosas y de repente me cruzo con esto y digo, risa pura, porque si me enojo y no francamente si me enojaba, le tiraba leche en la cara”.

Finalmente, Maia, logró acompañar a su sobrina para que realice el viaje, y luego, se tomó el tiempo de hacer el reclamo formal ante la empresa, que nunca le permitió pasar a una oficina a amamantar a su bebé, sino que le recepcionó la queja, de parada, mientras su hijo estaba apoyado sobre un mostrador.

Otro dato no menor, ninguna persona en el lugar, le cedió el lugar, ni el asiento, ni intervino ante una situación que no sólo fue incómoda, sino que rozó lo violento.

Por otro lado, cabe mencionar que Tierra del Fuego, en el año 2018 promulgó a Ley provincial Nº1202 por la cual adhirió a la Ley Nacional Nº 26.873 sobre Lactancia Materna. 

Artículos Relacionados

LA SECRETARÍA DE LA MUJER REALIZARÁ CAPACITACIÓN A MUJERES DURLERAS

La secretaria de la Mujer, Agustina Cardozo Porta indicó que “a pedido...

Memoria LGBT+ «Treinta y dos años de marchar con Orgullo: ni un derecho menos»

Hace 32 años, un grupo de doscientas cincuenta travas, locas y tortas...

Índice de Paridad Municipal: Se presentó la herramienta que aporta a una democracia igualitaria

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén...